EL ARTE DE LA DECANTACIÓN DEL VINO

Decantador

Hecho a mano

RIEDEL cree firmemente en que todos los vinos -jóvenes y añejos, tintos, blancos o espumosos- pueden realzarse al decantarlos. En el paladar, el vino decantado expresa niveles más altos de fruta en vinos tintos y tiende a integrar y suavizar los taninos.

Todos los productos artesanales están fabricados por maestros sopladores altamente talentosos, usando técnicas de fabricación de cristal que se remontan a más de 2.000 años. Todos los decantadores están fabricados con cristal fino apto para cualquier estilo de vida y disponibles en cualquier rango de precios. Todos y cada uno de los decantadores son artículos imprescindibles para los amantes del vino.

 

Hay dos razones por las que decantamos el vino:

Decantar un vino añejo para separarlo de su sedimento.

Decantar un vino joven para aumentar la oxigenación, revelando más complejidad, y liberando aromas y sabores.